Manejo del estrés: ¿Qué necesitas practicar?

Poder tener un buen manejo del estrés es una de las habilidades de importante aprendizaje en la actualidad. Vivimos en un entorno acelerado donde tenemos muchas obligaciones y responsabilidades en todas las áreas de la vida, por lo que es frecuente la aparición del estrés; es decir, un sentimiento de tensión física y emocional, que te puede hacer sentir frustrado, enojado o nervioso.

Aunque en es una emoción natural del ser humano, y en momentos puede ser normal y positivo; como cuando te ayuda a evitar un peligro o cumplir con la entrega de un informe con una fecha límite, cuando el estrés dura mucho tiempo puede afectar la salud. El sentimiento de tensión en el tiempo, puede contribuir a la aparición de enfermedades crónicas como las del corazón, hipertensión, diabetes, depresión y ansiedad; que dicho sea de paso, esta última no es lo mismo que el estrés.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, queremos regalarte algunos consejos prácticos y fáciles de hacer para el manejo del estrés en tu vida diaria.

Consejos para el manejo del estrés

Haz actividad física regular

La actividad física ayuda a librar neurotransmisores y sustancias químicas que disminuyen el nivel de tensión y aumentan el nivel humor. Una caminata diaria de 30 minutos diaria puede ser suficiente para ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y salud en general.

Realiza actividades relajantes

Los ejercicios de respiración o actividades de relajación como la meditación o el yoga, es uno de las técnicas más efectivas para ayudarte a luchar contra el estrés y la ansiedad. Puedes realizarlas por ti mismo en cualquier lugar o momento del día como antes de irte a dormir o en el trabajo.

Aliméntate sano

Aunque no lo creas, la alimentación influye en nuestra salud mental, y por supuesto en el manejo del estrés, así que trata de llevar una dieta equilibrada y balanceada, así tu cerebro obtendrá todos los nutrientes que necesita y se mantendrá fortalecido

Establece objetivos y prioridades

Tienes que meterte en la mente que no puedes con todo. Debes decidir qué hacer y qué puede esperar hasta más tarde o al siguiente día. Aprende a decir que no si sientes que te están sobrecargando de trabajo y toma todo con calma.

Mantente conectado

No estás solo/a. Eso es lo primero que debes comprender. Mantente en contacto con otras personas que puedan ofrecerte apoyo emocional y ayuda práctica. Eso puede ayudarte en el control y manejo del estrés.

Te puede interesar: