Salud mental: formas de conseguir una mente saludable

La salud mental es una parte y esencial de cada ser humano. Incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Determina la forma en la que pensamos, sentimos y actuamos frente a las diversas situaciones con las que nos topamos. La salud mental es importante porque te puede ayudar a enfrentar el estrés de la vida, estar físicamente saludable, tener relaciones sanas, trabajar productivamente y alcanzar todo tu potencial.  

De hecho, la salud mental es mucho más importante de lo que te puedes imaginar pues sin ella no hay salud en general. Nuestro estado mental y emocional puede ayudar a fortalecer nuestro sistema inmune o afectar la salud física. Por ejemplo, los trastornos mentales pueden aumentar el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares, diabetes y enfermedades cardiacas. Sin salud mental no hay salud física.

La buena noticia es que hay maneras y acciones que puedes adoptar para cuidar y mejorar tu salud mental, ser más resiliente y disfrutar más la vida. Para conseguirlo solo necesitas empezar, no cuesta dinero y lo puedes hacer en cualquier momento y lugar.

Formas de construir una mejor salud mental

Mantente activo

El ejercicio y la actividad física liberan sustancias químicas que hacen sentir bien a tu cuerpo y tu cerebro.  Mantenerse activo puede ayudarte a permanecer atento, dormir bien, aumentar el estado de ánimo, y reducir la sensación de ansiedad, estrés y depresión. Asimismo puede ayudar a mantener tus órganos vitales saludables.

Duerme lo suficiente

El sueño también afecta el estado de ánimo. Si no duermes bien puedes sentirte cansado, irritado, enojarte más fácilmente y reducir la productividad. A largo plazo, la falta de sueño puede incrementar el riesgo de tener depresión. Por eso, es importante dormir lo recomendado por los expertos.

Aliméntate saludablemente

Una dieta saludable y balanceada que contenga todos los nutrientes esenciales puede ayudarte a sentirte mejor en todas las formas y cuidar nuestra salud mental. Puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y a disminuir el riesgo de padecer ansiedad y estrés. Carecer de los nutrientes que necesita el cuerpo puede hacer que se desarrollen algunas enfermedades mentales