Alimentos para subir las defensas de tus hijos

Como mamás, siempre queremos para nuestros hijos lo mejor; que crezcan sanos y fuerte es nuestro objetivo. Y eso significa que su cuerpo cuente con los recursos necesarios para mantener alejadas enfermedades y molestias ocasionados por bacterias y virus que se encuentren en el ambiente; sí, exacto, como el nuevo coronavirus. Para lograr esto, una buena nutrición es importante, y los aimentos para subir las defensas es una de las mejores opciones con las que contamos para mantener a nuestros pequeños sanos.

Aunque mantener el sistema inmunológico es una combinación de varios factores, la alimentación juega un papel esencial. Conoce cuáles son los alimentos para subir las defensas de tus hijos  a continuación.

Estos son los alimentos para subir las defensas de tus hijos

Según estos son los alimentos que mejoran y aumentan las defensas de los niños:

  • Alimentos con vitamina C como los cítricos, el jitomate, el chile rojo, el brócoli y las espinacas son algunos de los alimentos para subir las defensas que deberías darles a consumir. En el caso del brócoli y las espinadas deben ser cocinadas al vapor.
  • Alimentos fermentados como el queso o el yogur ayudar a fortalecer la microbiota intestinal, la cual constituye la primera línea de defensa contra las .infecciones
  • Alimentos ricos en grasas saludables como el aceite de oliva, pescados, frutos secos, semillas comestibles y el aguacate. Estos alimentos para subir las defensas contienen diferentes vitaminas como la E la cual ayuda a identificar los macrófagos y eliminarlos.
  • Alimentos ricos en oligoelementos, específicamente el zinc, el cual es un mineral clave para fortalecer el sistema inmune; participa en la formación de glóbulos blancos y potencia la efectividad de estos contra agentes infecciosos. Las carnes, mariscos, cereales integrales, frutos secos y las semillas comestibles son ejemplos de estos alimentos para subir las defensas.
  • Alimentos ricos en hierro como los de origen animal como la carne o de origen vegetal como las legumbres y verduras de hojas verdes.
  • Alimentos ricos en caratenoides que se encuentran en alimentos de color rojo o anaranjado como la zanahoria, el durazno, el jitomate y el chile rojo, entre otros.     

Te puede interesar: