Cómo escoger la prueba de embarazo correcta

¿Te ha pasado que tienes relaciones sexuales y pasado un tiempo no te baja la regla en la fecha que debería pasar? Seguro que lo primero que pasa por tu cabeza es hacerte una prueba de embarazo. Pero, con varios tipos, ¿Cómo escoger la mejor y la más confiable? No te preocupes, a continuación te contamos todo lo que debes saber sobre las pruebas de embarazo.

¿Cómo escoger la mejor prueba de embarazo?

En general todas las pruebas de embarazo funcionan de una manera similar. Es decir, con una tira reactiva que detecta la hormona gonodotropina coriónica humana (GCH); la sustancia química que el cuerpo produce solamente cuando el ovulo ha sido fecundado.

La prueba de embarazo más común arroja el resultado con un par de líneas. Esta funciona recolectando la orina en uno de los extremos mientras haces pipí normal.

Otras funcionan por goteo. Con estas pruebas de embarazo, debes orinar en un recipiente estéril, el cual puede venir o no en el paquete y aplicar un par de gotas de orina en una de las aperturas y en la otra te aparecerá el resultado; también en forma de rayas.

Las pruebas de embarazo más modernas tienen una caratula digital que te dice “embarazada” o “no embarazada”. Incluso, algunas te dicen cuántas semanas de embarazo llevas según la concentración de la hormona GCH en la orina.

Al momento de escoger una prueba de embarazo, debes tener presente que todas funcionan de manera similar y tienen una precisión del 99 %. En lo que sí pueden variar es en detectar la hormona. Esto significa que pueden detectar el embarazo unos días antes o después.

Por eso a la hora de escoger tu prueba de embarazo, debes preguntar a tu médico de confianza o al trabajador de la farmacia cuál es la más sensible a la GCH.

¿Cuándo hacerse una prueba de embarazo?

Si eres de aquellas que tienen un menstruación regular, notar la falta o retraso de esta, suele ser el signo de un posible embarazo. En esto casos, se recomienda hacerse la prueba de embarazo desde el primer día en el que te des cuenta que no te baja.

Si por el contrario tienes un ciclo irregular, los expertos recomiendan realizarse la prueba 21 días o 3 semanas después de haber tenido relaciones sexuales sin protección o que el método haya fallado.

Por último, siempre será necesario confirmar la prueba con un especialista; ya sea tu médico de cabecera o especialista en ginecología.

Te puede interesar: