Gato esfinge: Todo lo que necesitas saber

Es imposible que un Sphyn, o gato esfinge pase desapercibido, pues donde quiera que se encuentre, siempre llama la atención. La aparente ausencia de pelaje, su piel arrugada y orejas puntiagudas, son algunas de las características que hacen de este, todo un señor felino muy famoso en todo el mundo.

A simple vista, los gatos esfinges pueden parecer serios o malhumorados, pero lo cierto es que son mascotas muy sociales y cariñosas. Son perfectos para personas que les encante compartir con sus mascotas, pues esto es justo lo que necesitan; cariño. Su inteligencia, su capacidad de convivir pacíficamente con otras mascotas y niños, su actitud juguetona y su peculiaridad lo convierten en un gran compañero de aventuras.

Si estás pensando adoptar un gato esfinge y/o conocer más sobre ellos, sigue leyendo, estás en el lugar indicado. Te aseguro que al final, vas a quedar tan fascinado, que no verás la hora de tener un nuevo amigo.

Personalidad de los gatos esfinge

Como ya se mencionó, los gatos esfinge son mascotas muy sociales y curiosas. Su estructura física los hace ser animales muy activos y juguetones al tener mucha energía, por lo que se mantendrán en movimiento la mayor parte del día. Son bastante dóciles y más dependientes que otras razas de gatos, por cuanto, siempre van a buscar tener tu atención y necesitar de afecto. Ante todo, son gatos muy inteligentes.

Cuidados que requieren los gatos esfinge

Los gatos esfinge viven entre 10 y 20 años, en general tienen buena salud sin embargo, hay ciertos cuidados fundamentales que tendría otra mascota como visita anual al veterinario, limpieza recurrente de los dientes a partir de los dos años, vacunas, alimentación sana, limpieza regular de los oídos y bañarlo al menos una vez a la semana.

Otros datos sobre los gatos esfinge que necesitas saber

  • Prefieren los ambientes interiores debido a que la carencia de pelaje los hace un poco más susceptibles a los cambios de temperatura y muy vulnerables a las quemaduras del sol.
  • Tienen un metabolismo rápido, por lo tanto necesitan más cantidad de comida que otras razas de gatos.
  •  Al igual que su pelo, no tienen pestañas por lo que son más susceptibles al polvo y a la suciedad.
  • Por su inteligencia necesitan ser estimulados regularmente. Compra juegos de inteligencia donde puedan desarrollar su capacidad y estar entretenidos.