Cosas que no debería hacer tu perro según los veterinarios

Tener una mascota a veces puede resultar un poco agotador pues estos necesitan; sobre todo los perros, afecto, cuidado y un buen adiestramiento. Y esto último, es lo más complicado pues no siempre las personas hacen lo correcto o se comportan como deberían.

Un perro es como un niño pequeño y no se puede colmar de caprichos o dar todo lo que pidan. Deben tener límites y castigarlos cuando no hacen algo bien (sin golpes obviamente).

La revista Bussiness Insider, consultó varios expertos del mundo de la veterinaria para saber qué actitudes pueden poner en riesgo no solo la educación de los canes sino también de su salud. Aquí están:

Cosas que los perros no deberían hacer

Recoger palos

Aunque es una actividad muy divertida para ellos, no es muy saludable y puede terminar en accidentes. Arrojarles un palo para que lo recojan puede producir caries, roturas de dientes y hasta accidentes más peligrosos que pueden poner en riesgo su vida. Lo que hay que hacer es utilizar otro juguete inofensivo como una pelota de goma o de tenis.

Collares a la garganta

Sacar a pasear a tu perro con una correa atada a la garganta puede producirle incomodidad, falta de aliento o incluso una rotura de sus huesos del cuello, en especial si es pequeño. Los perros tienen un hueso muy frágil debajo de la lengua que puede fracturarse con facilidad. Mejor reemplaza este collar por un arnés que ate todo su cuerpo y no sienta la presión en la garganta.

Ponerle gafas de sol

Sí, es muy gracioso y dan mucha risa cuando le pones unas gafas de sol a tu perro, pero la fibra óptica de estas puede resultar nociva para ellos. Las gafas de sol contienen óxido de zinc que se desprende y puede ser dañino para los intestinos del perro si acaba llegando a su estómago. Esto puede causar diarrea, vómitos de sangre y/o daños en su sistema digestivo.

Darle de comida chatarra

Los alimentos hipercalóricos o la comida rápida pueden ocasionarle problemas digestivos o incluso pancreatitis. Esto se debe a que el hígado de los perros no tiene la capacidad, ni está preparado para metabolizar tanta grasa.

Permitirle entrar al baño

Puede ser una tarea difícil porque los perros son expertos en colarse en cualquier lugar de la casa. Sin embargo ellos no deberían entrar al baño por la misma razón que los niños pequeños. Pueden tocar o ingerir cualquier cosa tóxica que les pueda causar daño, incluido el agua de la taza que pueden beber. Sí permites que entre, asegúrate que sea un espacio seguro para ellos.

Dejarlos en el coche

Aun si es por unos cuantos minutos, nunca debes dejar a tu perro en el coche. Los carros se calientan muy rápido y esos minutos pueden ser fatales para un perro. Los caninos se sobrecalientan con mucha rapidez y esto puede causarles daño cerebral severo y otros problemas. Todo en cuestión de minutos.

Te puede interesar: