5 síntomas de cáncer de mama diferentes a sentir un bulto

El cáncer de mama o cáncer de seno, es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en las mujeres en todo el mundo. Cada mes de octubre por iniciativa de la OMS se celebra el mes de la sensibilización del cáncer de mama.

Aunque el síntoma más frecuente reportado por las mujeres y especialistas en un bulto en el seno que antes no estaba (he ahí la importancia del autoexamen de seno), este no es el único y algunas mujeres no presentan el abultamiento o puede pasar desapercibido por ellas.

Por eso, aquí te traemos otros síntomas del cáncer de mama o cáncer de seno que vale la pena conocer.

Te puede interesar: Té chai: propiedades del té de la India

Otros síntomas del cáncer de mama que no tienen nada que ver con sentir un bulto

Piel escamada o con irregularidades

No solo debes estar atenta a bultos, también a los cambios en la piel alrededor del seno pues esto podría ser una señal de cáncer de seno. Si es así, la piel debería tomar un aspecto escamoso y áspero e incluso puede sentirse más gruesa de lo normal.

Hinchazón

En muchas ocasiones sí puede haber un bulto pero no se siente porque el seno esta hinchado, por lo que dicha protuberancia puede quedar debajo de la piel. Esto genera cambio en la forma y tamaño del seno e incluso podría generar dolor.

Cambios en el pezón

En algunos casos en el cáncer de mama, es el peso el que cambia. En estos casos, el pezón puede traerse o invertirse, es decir, que parece que el pezón adoptara una posición hacia adentro en vez de saliente.

Descargas del pezón

Otro síntoma del cáncer de mama son las descargas, pero estas no son de leche materna. Es clave notar si la descarga sale sin tocar o apretar el pezón y si esta descarga viene acompañada de sangre. Las descargas no siempre son señales de cáncer de mama, sin embargo es importante que se puedan tomar como posible síntomas, sobre todo si has sentido algún cambio en el seno o alrededor del pezón.

Enrojecimiento del pezón o piel

Por último, otro de los cambios a los que debes estar atenta y puede indicar cáncer de mama, es el enrojecimiento e irritación de la piel y del pezón.

Recuerda que cada seno es diferente, por eso es importante que incluyas dentro de tu rutina de autocuidado, uno minutos para tocar y reconocer tus senos. Solo haciendo esto, sabrás cuando ha ocurrido un cambio que antes no estaba allí. Por pequeño que sea, cualquier cambio es suficiente para que acudas a un especialista y te hagan los exámenes para confirmar o descartar que tienes cáncer de mama. Ten presente que un diagnóstico temprano puede salvar tu vida y evitar complicaciones.